Micro curso: Google forms como herramienta de evaluación

Google Forms es una gran herramienta para realizar encuestas, procesar los resultados y presentarlos de manera automática en forma de atractivos gráficos, así como para descargar los resultados y realizar análisis propios gracias al formato de sus archivos descargables en formato CSV. Sin embargo, tiene utilidades que a veces pasan desapercibidas, como por ejemplo la posibilidad de crear cuestionarios de verificación automática con retroalimentación en tiempo real.

Una de las tareas más laboriosas del educador es justamente la revisión de este tipo de actividades. Una estrategia bastante popular para simplificar este trabajo es la utilización de formularios estandarizados que permiten revisar las respuestas de los estudiantes de forma más eficiente. Sin embargo, los estudiantes deberán esperar hasta que el profesor realice la revisión para conocer sus resultados y verificar por ellos mismos los errores que puedan haber tenido. El uso de herramientas automatizadas para esta labor aumenta la eficiencia de este proceso, permitiéndole al estudiante conocer los resultados de forma expedita tan pronto como termina la prueba y permite al docente conocer estos resultados para planificar estrategias remediales en caso de ser necesarias. Google forms permite crear cuestionarios automatizados que luego pueden ser enviados por correo electrónico, WhatsApp (o cualquier otra herramienta de mensajería) e incluso incrustarse en publicaciones de Blogs, sitios web o actividades de Moodle.

En este vídeo veremos como utilizar Google Forms para crear cuestionarios automatizados sin calificación con propósitos formativos, ideal para aplicar pruebas cortas como estrategia de aprendizaje:

 

En este vídeo veremos como utilizar Google Forms para crear cuestionarios automatizados con calificación con propósito diagnóstico:

 

Finalmente, una de las utilidades más notorias que puede proporcionar esta herramienta es la de retroalimentar el propio proceso de instrucción del docente. Este es un punto muy importante a tener en consideración cuándo la mejora continua forma parte de los principios de la práctica pedagógica de un docente. Recordemos que a veces la mejor instrucción no es la que definimos como educadores, sino más bien la que nuestra población discente necesita en un momento determinado del tiempo, y esto puede variar de forma constante por lo que conocer los grados de satisfacción de nuestro público es imperativo.

Ahora contesta este breve cuestionario para ver que tanto has aprendido hoy:

¿Utilizas Google Forms para tu práctica pedagógica cotidiana? ¿Qué otras herramientas utilizas? Comparte con la comunidad en los comentarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *